Inicio Deportes Récord de participación en la ‘X Milla escolar Natalia Marco’

Récord de participación en la ‘X Milla escolar Natalia Marco’

376

Todo un éxito. Más de mil escolares han dejado por unas horas sus pupitres para participar en la décima edición de esta prueba en honor a la atleta sanvicentera Natalia Marco. Una edición en la que se ha batido el récord de participantes, con 1.317  alumnos inscritos de los cursos de quinto y sexto de Primaria, y de primero y segundo de Secundaria. El alcalde de San Vicente, Jesús Villar; junto al concejal de Deportes, José Luis Lorenzo, han asistido al evento. 

 

La calle Río Turia ha acogido durante la mañana de hoy viernes la X milla escolar Natalia Marco. Debido al gran número de participantes en esta ocasión el circuito urbano elegido ha sido más ancho. La prueba se ha desarrollado en diferentes carreras en las que se ha adaptado la distancia de 1.609 metros a cada categoría.

“Esta prueba deportiva es quizás una de las emotivas que tenemos en nuestro calendario deportivo. Con ella no solo buscamos fomentar el deporte escolar entre nuestros jóvenes sino que es un día para honrar la memoria de la joven atleta Natalia Marco”, ha señalado Villar.

Lorenzo ha agradecido a los centros escolares el trabajo que realizan a diario para fomentar el deporte escolar entre el alumnado. “Cada vez son más las chicos y chicas que se inscriben en esta prueba que recuperamos en 2017 con un nuevo formato, más enfocado a los escolares porque el atletismo es un deporte con un alto componente de formación en valores”.

Este certamen deportivo iniciado en 2003 tuvo un formato de competición como prueba oficial dentro del calendario de la Federación Valenciana de Atletismo. En 2017 el Patronato Municipal de Deportes ha decidido recuperar la Milla Urbana Natalia Marco con un enfoque totalmente distinto, insertándolo dentro de las actividades de fomento del deporte escolar.

Sobre Natalia Marco

Natalia Marco Pascual fue una atleta sanvicentera que con sólo 14 años perdió la vida junto a sus padres el 26 de diciembre de 2002, en un accidente de tráfico cuando se dirigía a Zaragoza para tomar parte de una concentración de alto rendimiento de atletas españoles convocada por el CSD.

Con solo 13 años se proclamó campeona de España en 150 metros lisos en Valladolid (2001), y campeona de España por selecciones en 150 metros lisos en Cáceres (2002). Obtuvo títulos de campeona provincial y autonómica, y desde que se inició en la velocidad ganó prácticamente todas las competiciones en las que participó. También mantuvo el récord de la Comunidad Valenciana infantil durante años.

La atleta sanvicentera se inició en el mundo del atletismo con 10 años en el cross escolar y ahí fue cuando varios entrenadores se fijaron ella por sus cualidades atléticas. Rápidamente comenzó a entrenar y los éxitos no tardaron en llegar. En un principio compaginaba los 150 metros lisos con el salto de altura, prueba en la que llegó a conseguir excelentes registros, como 1,45 metros. Al poco tiempo, abandonó el salto de altura para centrarse en la velocidad.

Meses antes de su fallecimiento, Natalia fue premiada en la Gala del Deporte local como Mejor deportista promesa del año 2001 de San Vicente del Raspeig.