Inicio Actualidad EU-UP: PP-VOX vuelven a invisibilizar a Francisco Santana Orts, símbolo de la...

EU-UP: PP-VOX vuelven a invisibilizar a Francisco Santana Orts, símbolo de la lucha antifascista

92

Esquerra Unida-Podem lamenta el estado de abandono de la placa conmemorativa a Francisco Santana Orts. El pasotismo del Equipo de Gobierno PP-VOX es un insulto a la memoria de nuestro vecino y a todas las víctimas de la represión franquista de Sant Vicent del Raspeig.

El pasado mes de noviembre Esquerra Unida-Podem denunció públicamente que la placa-leyenda de Francisco Santana Orts, ubicada en la plaza que lleva su nombre, se encontraba en un estado lamentable de abandono. En aquel momento el vinilo, en honor a nuestro vecino víctima de los horrores del régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial, estaba totalmente arrancado y destrozado. Pero ahora no queda absolutamente nada, tan solo una infraestructura de metal oxidada y abandonada.

La extrema derecha y la derecha más extrema están demostrando un absoluto desprecio hacia la Memoria Democrática de nuestro municipio. Primero borraron de un plumazo la partida económica destinada a Memoria Histórica y ahora, dejan claro su desinterés y desidia abandonando un símbolo de la resistencia al fascismo, como es nuestro vecino Francisco Santana Orts.

Para Esquerra Unida-Podem está actitud demuestra una falta absoluta de respeto por parte de PP y VOX, los mismos partidos políticos que quieren imponer en el País Valencià la Proposición de Ley de Concordia que amplía desde 1931 hasta la actualidad el periodo de reconocimiento de las víctimas de la ley de Memoria Democrática e incorpora a las víctimas del terrorismo islámico y de ETA. Una ley de la vergüenza que trata de reescribir la historia y blanquear la dictadura franquista.

Es lamentable que se esté permitiendo que la ultraderecha camine tan plácidamente por todo el País Valencià, gracias al apoyo del PP, quien no ha dudado en abrazar las políticas de la derecha más extrema a cambio de pequeñas parcelas de poder. Muestra de ello, es que en las Instituciones Valencianas han entrado personas relacionadas con partidos neofascistas, como Democracia Nacional o España 2000.