Inicio Actualidad Tribuna Alberto Beviá: Los BONOS Raspeig que no llegaron

Tribuna Alberto Beviá: Los BONOS Raspeig que no llegaron

196

Otras prioridades del tándem PP-VOX hicieron fracasar la campaña de BONOS Raspeig prevista para finales del año 2023.

500.000 euros se quedan en el cajón sin salir a la luz, los argumentos del Equipo de Gobierno: “que no han tenido tiempo y se pasará al ejercicio 2024”. Respuesta facilona.

He estado varios años al frente de esta concejalía, la concejalía de Comercio, precisamente en unos años muy duros donde sufrimos una pandemia, que ojalá sea la última, pandemia que afectó a todo el tejido productivo de nuestro municipio. También sufrimos el conflicto bélico que estalló en Europa y que afectó y sigue afectando a todas las economías.

Teníamos que salir adelante, barajamos muchas opciones, pero finalmente, y con mucha ilusión, se emprendió desde el departamento de Comercio la campaña de BONOS Raspeig, por primera vez en San Vicente. El personal del departamento, con la ayuda del personal de otros departamentos, Informática, Intervención y Tesorería, se pusieron manos a la obra. Demostrando, sobre todo, implicación en querer hacer las cosas bien. Y se consiguió, la primera campaña fue seguida de otras, en concreto: 1 campaña en 2021 y dos campañas en el año 2022. En total se pusieron en circulación 2 millones de euros. Cifra que se superó en ventas por los comercios. Enorme el esfuerzo del personal del departamento.

Se recibieron felicitaciones en Comercio, muchas felicitaciones, tanto de comerciantes, que incrementaron sus ventas, como de las vecinas y los vecinos que utilizaron los bonos y se beneficiaron de los descuentos para realizar sus compras.

Muchos fueron los comerciantes, que en reuniones y personalmente transmitían su satisfacción, a pesar, y eso lo tengo que reconocer, que la primera campaña, quizás por eso, por ser la primera, se tardó más de la cuenta en recibir el dinero de la subvención, pero finalmente llegó antes de finalizar el año. Esos desajustes se fueron corrigiendo.

Nos decían, nos comentaban los comerciantes, en dialogo permanente con ellos, que a lo largo de los años se habían realizado en la localidad campañas de toda índole, se había intentado de muchas formas ¿cómo ayudar a los comercios?, y ellos mismos se contestaban diciendo que los BONOS consumo había sido lo más efectivo. Durante las campañas las calles y los comercios se llenaban de vida y se pudo contrarrestar un periodo de tiempo marcado por unas circunstancias muy negativas para toda la ciudadanía, la pandemia y el conflicto bélico.

¿Qué pasará en el 2024? ¿Incrementaremos el presupuesto con otros 500.000 euros?

Vamos a suponer que, con los remanentes, una vez realizada la liquidación del presupuesto 2023, se pueda hacer, si no es así se ha perdido mucho dinero cuyo destino era ayudar al tejido productivo local, proteger a nuestro comercio de cercanía.

El Comercio hace ciudad, y la ciudad debe hacer Comercio para dar vida a nuestras calles, a nuestros barrios,… en definitiva al municipio.