Inicio Actualidad El PSOE fuerza de nuevo al equipo de gobierno a implantar un...

El PSOE fuerza de nuevo al equipo de gobierno a implantar un punto violeta, en este caso para la noche de Carnaval en San Vicente

122

Los socialistas confían en que el PP apueste por licitar este servicio para que se produzca de manera permanente pese a la negativa de Vox a incluirlo en el plan anual de contratación

El grupo municipal socialista (PSOE) de San Vicente ha mostrado su alegría después de que la concejala de Derechos Sociales, Mariela Torregrosa (PP), confirmara ayer en el pleno municipal que la noche de Carnaval contará con un punto violeta, tal y como el PSOE ha reclamado durante los últimos días al equipo de gobierno. A preguntas de la edil socialista, María Jesús Moreno, al respecto de que se implante este servicio para el próximo sábado 10 de febrero, la ‘popular’ confirmó que habrá punto violeta: así, no se repetirá el error de la ausencia de Nochevieja.

Moreno ha celebrado la decisión del PP, especialmente por no dejar que las políticas negacionistas de Vox influyan a la hora de implantar esta prestación durante las noches de eventos multitudinarios en San Vicente. Además, ha recordado que el contrato aprobado en 2023 por el actual equipo de gobierno disponía de horas libres para realizar un servicio más.

Asimismo, los socialistas confían en que el PP apueste por licitar este servicio cuando finalice el contrato menor actual para que se produzca de manera permanente y no se recurra a un contrato menor todos los años, pese a la negativa de Vox de incluirlo en el plan anual de contratación.

“Insistimos en que el PP no debe estar atado a Vox en asuntos tan importantes como la Igualdad y la Violencia Machista; hemos dicho varias veces que los dos principales partidos de San Vicente debemos ponernos de acuerdo para acercar posturas específicas en políticas sociales, lejos de los ultras de Vox y el negacionismo de la extrema derecha”, ha agregado la edil.

PLAN DE CONTRATACIÓN

Por su parte, el concejal Bruno Radermecker, ha recalcado que el voto en contra del grupo municipal socialista se debe a la ausencia de varios contratos, como el relacionado con los puntos violeta. “No nos ha gustado la ausencia de este contrato en el plan anual, al igual que hemos echado en falta otros, pero confiamos en la buena voluntad de la edil de Contratación, pues estamos seguros de que no se dejará influenciar por Vox en el plan de 2025”.

“La ideología impuesta Vox para el plan de contratación de 2024 ha provocado una brecha entre el camino marcado por el anterior equipo de gobierno y el actual, en contrato en materia de políticas sociales, bienestar animal, igualdad y derechos LGTBI”, añade Radermecker. Igualmente, ha señalado que PP y Vox han apostado más por el protocolo y el postureo que por las personas y las necesidades de la ciudadanía en el plan de 2024.