Inicio Actualidad El Ayuntamiento concluye la remodelación de más 2.500 metros cuadrados de zonas...

El Ayuntamiento concluye la remodelación de más 2.500 metros cuadrados de zonas verdes y de recreo en la calle Sevilla

141

El alcalde y la concejal de Medio Ambiente visitan la zona que ha sido renovada por el equipo del Taller de Empleo de Jardinería

La actuación integral para la mejora de las zonas verdes y de recreo situadas en la calle Sevilla ha concluido con la visita del alcalde, Pachi Pascual, y de la concejal de Medio Ambiente, Mercedes Torregrosa, para comprobar el resultado final de la intervención realizada por parte del alumnado del Taller de Empleo de Jardinería, bajo la dirección de los técnicos municipales.
El primer edil ha manifestado que “esta es una de las grandes actuaciones de mejora de zonas verdes realizada en el último año, tras la remodelación de la plaza del Pilar, y nuestra prioridad es continuar trabajando en otros espacios de la ciudad donde también es necesario poner al día tanto las superficies ajardinadas como los sistemas de riego con el objetivo de garantizar tanto el medio ambiente y la buena imagen urbana como la seguridad en todas las áreas de recreo de San Vicente del Raspeig”.
Por su parte, Torregrosa se ha mostrado satisfecha de los resultados de los trabajos que se han llevado a cabo en el tramo ajardinado de la calle Sevilla situado entre las vías Ciudad Jardín y Perú. En este área de alrededor de 2.500 metros cuadrados que se implantó hace más dos décadas el área de Medio Ambiente había detectado problemas por el mal estado de los arbustos y del césped y el riesgo de caída de algunos árboles que han tenido que ser sometidos a una tala selectiva y posterior replantación; el mal funcionamiento de la red de riego, que ha sido renovada; o la necesidad de reponer bordillos y traviesas de madera, pavimentos, areneros y mobiliario urbano.
La concejal de Medio Ambiente ha confirmado que “el proyecto avalado por expertos municipales ha permitido la ordenación del arbolado para evitar caídas o copas solapadas, reemplazando esos ejemplares por otras especies adecuadas para la zona, como moreras y morus alba”. También se han replantado arbustos y praderas de césped y se han repuesto todos los elementos deteriorados del entorno.
La edil ha argumentado que “cuando se reemplaza algún árbol siempre está motivado y justificado y, en el caso que nos ocupa, se ha actuado sobre ejemplares en la zona de actuación por seguridad y por viabilidad porque, si queremos hacer una gestión adecuada del espacio verde urbano, es necesario seguir una planificación que tenga en cuenta el diseño y la selección de variedades adecuadas para nuestro clima y recursos, así como en las tareas de mantenimiento posterior”.