Inicio Actualidad Pascual anuncia medidas “para transformar un Ayuntamiento caótico y judicializado en una...

Pascual anuncia medidas “para transformar un Ayuntamiento caótico y judicializado en una administración moderna y eficaz”

241

El alcalde de San Vicente del Raspeig, Pachi Pascual, ha presentado los resultados de un análisis realizado en todas las áreas municipales que aborda la problemática encontrada en el Ayuntamiento por el actual equipo de Gobierno y las primeras medidas planificadas en los dos meses iniciales de la legislatura.

   

El primer edil ha lanzado un primer mensaje esperanzador indicando que “a pesar de los graves problemas hallados, se está trabajando a contrarreloj para transformar un Ayuntamiento caótico y judicializado en una administración moderna y eficaz”. 

    

La situación es, según Pascual, “más grave de lo que nos esperábamos tras 8 años de mala gestión del gobierno del PSOE en coalición con otras formaciones de izquierdas”. El alcalde ha detallado que “nos hemos encontrado con las arcas prácticamente vacías en muchas concejalías, con numerosos procesos judiciales en marcha, algunos de los cuales lastran servicios fundamentales como la limpieza y la recogida de residuos, y con una plantilla exigua en todas las áreas, a todas luces insuficiente para prestar con calidad todos los servicios que esta ciudad necesita”.

    

En este sentido, Pachi Pascual ha señalado que, en conjunto, “faltan por cubrir en torno a 53 puestos de trabajo y existe un claro déficit de infraestructuras y dotaciones y, por qué no decirlo, con una preocupante falta de recursos materiales y humanos en materia de limpieza y recogida de residuos”. Como ejemplo de “la gestión desastrosa del anterior equipo de Gobierno”, ha destacado que “ni siquiera la web municipal está plenamente operativa, el primer escaparate y nexo de comunicación con los ciudadanos no funciona como debería”.

    

En la nueva etapa de Gobierno, el primer edil ha asegurado que “empezamos a ver la luz ahora con la preparación de una batería de propuestas, muchas de las cuales se irán notando en los próximos meses”. Las primeras medidas que se presentarán en las próximas semanas irán destinadas a mejorar la limpieza y la recogida de residuos como principal prioridad marcada por el equipo de Gobierno.

   

En este servicio, el alcalde de San Vicente ha criticado “la herencia recibida, con importantes problemas lastrados desde hace años fruto por la nula gestión del anterior Gobierno local, a pesar de lo cual estamos trabajando para introducir cambios a corto y medio plazo, con los pocos recursos que nos han dejado”. Pascual ha avanzado, además, que “estamos volcados para dar un impulso al nuevo pliego que reemplazará la caduca contrata de Recogida de Residuos que ya lleva cinco prórrogas por las que se reclama al Ayuntamiento 4,5 millones de euros”. 

   

Otros problemas que se están abordando son el colapso de la planta de transferencias y la puesta en marcha de un servicio de desbroces “que fue desmantelado desde hace dos años”, ha recordado el alcalde, que ha pedido la colaboración de la ciudadanía “porque esto no se arregla de hoy para mañana, será necesario un tiempo prudencial para empezar a ver los efectos de las medidas y la cooperación de todos”. 

    

En cuanto a Recursos Humanos, Pachi Pascual ha asegurado que faltan en torno a 53 empleados públicos para completar la plantilla municipal, lo que representa en torno al 12%, y ha remarcado la necesidad de reforzar la propia concejalía de Recursos Humanos y las áreas de Derechos Sociales y Policía Local. Ya se han incorporado 7 personas al departamento de Servicios Sociales y 3 agentes a la Policía Local, además del proceso en curso que permitirá la llegada de cinco agentes más. El responsable municipal ha informado de que “a día de hoy, el déficit es de 13 agentes”.

   

“Nuestra labor a partir de ahora es convocar oposiciones para cubrir todos los puestos necesarios y generar bolsas de trabajo, resolver expedientes abiertos desde hace años, responder a los diferentes procesos judiciales y requerimientos que siguen archivados y realizar un plan de futuro, hasta ahora inexistente, que nos vaya sacando del colapso y desmotivación generalizada”, ha afirmado el alcalde.

  

En relación a dotaciones y grandes proyectos, Pachi Pascual ha mantenido su compromiso para impulsar el auditorio y centro cultural La Yesera, desarrollar el Plan Edificant o dotar a la ciudad de nuevas instalaciones deportivas con el desarrollo de obras que sufren retrasos significativos como el Polideportivo, planificado en 2016, o la piscina, cerrada desde el año 2020. El primer edil ha expresado su deseo de reabrir estas últimas dependencias en 2025 con una nueva piscina olímpica y otra de verano.

  

Como última reflexión, el alcalde ha insistido en “solicitar a la ciudadanía que nos dé margen para afrontar la problemática encontrada porque, lo que no se ha hecho en ocho años, no se puede solucionar en dos meses y menos cuando la mayoría de concejalías están sin presupuesto a día de hoy, lo que pone las cosas aún más difíciles”.