Inicio Fiestas San Vicente aplaza sus Fiestas a 2021

San Vicente aplaza sus Fiestas a 2021

263

Dada la situación actual de emergencia sanitaria, el Ayuntamiento, la Comisión Municipal de Fiestas y la Federación “Unión de comparsas de Moros y Cristianos Ber-largas” han acordado no celebrar este 2020 las Fiestas conforme el programa habitual de festejos, aplazándolas al 2021.

La Unión de Comparsas explica que, tras “estudiar detalladamente cuales eran las mejores fechas para celebrar las Fiestas de Moros y Cristianos se propuso a las diferentes comparsas el aplazamiento de las Fiestas.

Las fechas propuestas fueron del martes 15 al domingo 27 de septiembre. “Siempre y cuando lo permitiese la situación epidemiológica, fuese aprobado por el Ayuntamiento de San Vicente y por la Comisión Municipal de Fiestas y ratificado por la Asamblea General en cuanto fuese posible celebrar la misma”, aclaran.

Realizada la consulta, la gran mayoría de las comparsas manifestaron su negativa con las fechas propuestas. Las 20 comparsas que forman la Federación y la propia Junta Directiva de la misma aceptan y apoyan la decisión de la mayoría de no celebrar las Fiestas en el 2020 y de trasladarlas directamente al 2021”. Una decisión que cuenta con el respaldo del Ayuntamiento y la Comisión Municipal de Fiestas.

Sin embargo, la Concejalía de Fiestas junto a la Comisión Municipal han acordado la celebración, en la medida de lo posible, de actos y actividades populares arraigadas a la tradición festera del municipio, antes de finalizar el año, para honrar al Patrón, San Vicente Ferrer, así como para conmemorar el 60 Aniversario de la figura de la Reina de las Fiestas.

Tanto el alcalde, Jesús Villar, como la concejal de fiestas, Asun París, consideraron, antes de que el Gobierno decretase el ‘estado de alarma’ que la suspensión de las Fiestas  era lo más coherente. Villar ha manifestado que  “ante la grave situación que estamos viviendo, pensar en celebraciones festivas no era lo más correcto, por eso, la decisión se tuvo que tomar enseguida. Afortunadamente, las dos entidades pronto entendieron la situación y empezaron a buscar nuevas fechas para su celebración”.

Por su parte, la edil de fiestas ha manifestado que “se han mantenido conversaciones con todas las partes implicadas, no sólo las comparsas, para llegar a un acuerdo y no agravar la situación. La celebración de estas fiestas supone un gran desembolso económico, por eso, han sido los festeros, apoyados por el Ayuntamiento, quienes han tenido la última palabra”.

A pesar de que San Vicente no vaya a disfrutar, de manera oficial, de sus Fiestas, ambos están de acuerdo en que la localidad celebrará este año el 60 aniversario de la Reina de las Fiestas y rendirá honor a su patrón, San Vicente Ferrer.

La Comisión Municipal, como parte afectada en el aplazamiento de las fiestas, comprende y respeta la decisión de los comparsistas de aplazar los moros y cristianos “puesto que el panorama es muy incierto, del mismo modo, dejamos la puerta abierta a celebrar actos propios de nuestras fiestas tradicionales para que llenen de color y luz las calles de nuestra ciudad cuando sea posible y puedan disfrutar todos los vecinos”.

Debido a la institucionalidad del papel de las Reinas y sus Cortes de Honor debemos hacer el relevo para que puedan representar a esta ciudad en general y a nuestras Fiestas en particular, las más antiguas del municipio.

“Nos gustaría que el fin de esta pandemia se pudiera celebrar con actos que han estado arraigados durante siglos en los habitantes del Raspeig. En estos momentos que tenemos tan presente a San Vicente Ferrer, sería bonito honrarle cuando se normalice esta situación. Además nos gustaría poder llevar a cabo el homenaje a las Reinas en su 60 Aniversario junto a las novedades que habíamos programado para esta efeméride. Sin duda, un año que recordaremos siempre mucho, por muchos motivos”, explican.

Por su parte, la Federación “Unión de Comparsas de Moros y Cristianos Ber-Largas” junto a los presidentes de las distintas comparsas han decidido por unanimidad, que con motivo de la declaración del Estado de Alarma y tras la comunicación oficial del aplazamiento de las Fiestas Patronales y de Moros y Cristianos de San Vicente del Raspeig, trasladar las Fiestas al 2021.

Entre las causas que motivan esta decisión está la incertidumbre de no saber si podrán realizarse en su totalidad en el periodo propuesto, dentro de tan sólo 5 meses y el desasosiego que genera entre los festeros desconocer cuál será su situación laboral y económica tras la crisis sanitaria, considerando que podría no ser la propicia para reanudar las Fiestas en septiembre como se barajaba en principio.

También ha tenido un peso importante en la decisión tomada, garantizar que todos los contratos se puedan realizar con normalidad, como cualquier año, ya que para la organización de la Fiesta de Moros y Cristianos son muchos los contratos que se realizan con bandas de música, alquileres de trajes, espectáculos para boatos, infraestructuras o restauración, entre otros.

Por último y no por ello menos importante, muestran su apoyo, tanto a las comparsas que ostentaban las Capitanías y Alferecías, como a sus Cargos Festeros, para que todo el esfuerzo, trabajo e ilusión que realizan para disfrutar durante todo un año, no se vea reducido a sólo unos meses.

“La decisión no ha sido fácil de tomar, pero tras barajar todas las opciones y escuchar todas las opiniones del mundo festero, es la decisión más coherente. Aprovechamos estas palabras para deciros que desde la Federación empezaremos ya a trabajar para organizar las Fiestas 2021 que todos merecemos, asegurándoos que las afrontaremos unidos, como la familia Festera que somos y con más fuerza e ilusión que nunca”, subrayan.