Inicio Actualidad Luz verde a la ordenanza municipal de convivencia ciudadana

Luz verde a la ordenanza municipal de convivencia ciudadana

181

La ordenanza municipal de convivencia ciudadana en el espacio público ha sido aprobada esta misma tarde durante la sesión extraordinaria de pleno del mes de diciembre. Una sesión que, a pesar de volver a realizarse de manera telemática como método de prevención ante la Covid-19, ha traído consigo este punto que ha sido aprobado por los votos a favor de PSOE, EU, Compromís, Podemos; las abstenciones de PP y VOX; y el voto en contra de Ciudadanos.

 

Una nueva y amplia ordenanza de convivencia que aúna y mejora los diferentes aspectos principales de las anteriores ordenanzas. Así mismo, tras la entrada en vigor de esta nueva ordenanza municipal quedan derogadas las anteriores: la ordenanza de tenencia de animales; la del Servicio de Recogida de Basuras o Residuos sólidos Urbanos; y la relativa a la protección de imagen de la ciudad, a excepción de sus arts. 19 y 48, hasta su inclusión en la modificación de la Ordenanza Municipal de Circulación.

 

Recogidos en un total de 6 títulos; 23 capítulos y 100 artículos; además de 2 anexos, la ordenanza municipal de convivencia ciudadana hace hincapié en la limpieza de la red viaria y los espacios libres; en las normas de conducta en el espacio público; en las infracciones, sanciones e intervenciones específicas; en el control y tendencia de animales; o en la protección de la seguridad ciudadana.

 

José Manuel Ferrándiz, Concejal de Seguridad Ciudadana, Policía Local, Tráfico y Protección Civil, ha destacado que el objetivo primordial de esta ordenanza es preservar el espacio público como un lugar de encuentro y civismo. “Un espacio en el que todas las personas puedan desarrollar en libertad sus actividades de libre circulación, ocio y recreo, con pleno respeto a la dignidad; a la pluralidad de expresiones y de formas de vida diversas; así como los derechos de los demás y al de los animales”.

 

Además, Ferrándiz ha agradecido el enorme trabajo al comisario jefe y la técnico de Sanidad para la elaboración de la ordenanza; así como a los representantes de Podemos y Compromís por sus aportaciones, y de EU por la ayuda aportada.

 

 

Un llamamiento a la responsabilidad

Situaciones que preocupan a la ciudadanía son recogidas en esta ordenanza para su corrección, destacando la falta de civismo en las conductas que generan suciedad o la realización de fiestas ilegales. En esta nueva ordenanza se actualizan y aumentan las sanciones.

Así mismo, el concejal de Seguridad Ciudadana José Manuel Ferrándiz recalcó durante la sesión plenaria que “esta ordenanza no pretende ser la solución a la compleja problemática que constituyen comportamientos no adecuados, sino un llamamiento a la responsabilidad y al ejercicio del civismo”.

Artículo anteriorComercio organiza juegos tradicionales en espacios públicos para animar las calles comerciales esta Navidad
Artículo siguienteEl Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig colabora en diferentes acciones solidarias