Inicio Deportes Luz verde a la inversión para pagar el nuevo Pabellón, cuyo...

Luz verde a la inversión para pagar el nuevo Pabellón, cuyo proyecto ya está aprobado

378

Una vez aprobado el proyecto de construcción del nuevo Pabellón de Deportes de San Vicente promovido por el equipo municipal de Gobierno, la Comisión Informativa de Hacienda del Ayuntamiento ha dictaminado hoy a favor de los porcentajes para financiar estas obras, cuyo plazo de ejecución se estima entre los 18 y los 20  meses.


El Gobierno local ya dio el paso esencial en satisfacer el objetivo ciudadano de que San Vicente disponga de un gran pabellón deportivo acorde a sus necesidades actuales, al aprobar, en el pasado pleno municipal, el proyecto de construcción. Ahora, tras el dictamen favorable de la Comisión Informativa de Hacienda celebrada hoy, el pleno del 29 de mayo puede dar el visto nuevo al reparto de la inversión por anualidades: 270.435 euros en este 2019; 2,4 millones en 2020; 4 millones en 2021; y 338.792 en 2022. También se ha dictaminado a favor del reparto del gasto de la dirección facultativa de las obras.

Desde el Gobierno municipal se entiende que el nuevo Pabellón, considerado “un hito” desde el punto de vista arquitectónico y funcional, salda un compromiso con la ciudadanía y una deuda con los clubes deportivos, que ahora tienen que emplear una nave reconstruida de más de 30 años de antigüedad.  El proyecto ha respetado las necesidades que han trasladado los clubes de San Vicente y, tal y como se ha concebido, puede decirse que se trata de una auténtica ciudad deportiva dentro de un pabellón, ya que en él tienen cabida todas la modalidades, también los deportes minoritarios. El edificio tiene un enfoque práctico, funcional y realista con las necesidades de San Vicente”, ha apostillado.

El camino para aprobar el proyecto no ha sido fácil, ni corto. Se modificó el planteamiento general recogido en el estudio previo inicial, con una nueva configuración que ofrece la posibilidad de una gran optimización de los espacios. Con las mejoras introducidas en el proyecto se ha logrado un edificio mucho más compacto, eficaz y sostenible en cuanto a su uso y mantenimiento.

Del mismo modo, esta modificación en la concepción general de la instalación acarrea la posibilidad de disponer de un graderío vinculado a cada una de las modalidades deportivas que se practiquen, de manera que sea posible la celebración de exhibiciones o pequeñas competiciones de todas ellas con la afluencia de un número determinado de espectadores. Esta posibilidad hace que se incremente sustancialmente el número de espectadores sentados respecto a lo previsto inicialmente en el estudio previo, ascendiendo el aforo total máximo de público sentado hasta aproximadamente 1.858 espectadores (1.409 en la zona polideportiva 1 y 449 en la zona polideportiva 2). Además, contará con espacio para 11 plazas para personas con movilidad reducida.

Otra de las modificaciones que el presente proyecto introduce respecto al estudio previo inicialmente consiste en la agrupación de todos los vestuarios de modo que ofrezcan la mayor versatilidad de uso según las necesidades específicas en cada momento.