Inicio Actualidad El PP denuncia que el tripartito ha sido incapaz de abrir el...

El PP denuncia que el tripartito ha sido incapaz de abrir el Archivo Municipal que recibió finalizado hace 3 años

239

El grupo popular pide su puesta en marcha para conservar documentos históricos y municipales y su consulta por los vecinos e investigadores

El Archivo Municipal de San Vicente del Raspeig sigue cerrado a cal y canto. En marzo se cumplirán tres años desde que el Ayuntamiento recibió el edificio totalmente finalizado. Sin embargo, el tripartito formado por PSOE, Guanyar y Compromís ha sido incapaz de poner en marcha estas instalaciones ejecutadas por la Diputación de Alicante, que permitirán almacenar, catalogar y conservar en condiciones de seguridad documentos históricos y municipales.

El portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento, Francisco Cerdá, ha afirmado que “es lamentable la dejadez y el desinterés que está mostrando el tripartito a la hora de poner en marcha el Archivo Municipal, a pesar de que recibieron el edificio terminado al inicio de esta legislatura e incluso con las dos plazas para dotarlo de personal creadas, a falta únicamente de convocarlas”.

El grupo municipal del PP ha explicado que el objetivo principal del Archivo es recopilar y conservar los documentos que genera el Ayuntamiento y ponerlos a disposición de los ciudadanos para su consulta, garantizando así el derecho de los vecinos a acceder libremente a dicha información. Además, es un instrumento imprescindible para los investigadores y asociaciones culturales que quieran estudiar la historia, las tradiciones y la evolución de San Vicente.

Sin embargo, la realidad es que el Archivo Municipal sigue cerrado tres años después y sin personal trabajando en sus instalaciones. El tripartito solo ha convocado la plaza de técnico superior de Archivos, cuya trabajadora no se encuentra físicamente allí porque el edificio aún no está en funcionamiento. La plaza de auxiliar de Archivos sigue vacante y el trabajador que se incorporó de forma provisional ya ha cumplido los seis meses para los que fue contratado.

Mientras tanto, el Ayuntamiento tiene que seguir pagando todos los meses el coste del alquiler de locales en los que actualmente se almacenan los documentos que deberían estar ya archivados y catalogados en el nuevo edificio para su consulta por parte de ciudadanos o investigadores. Además, otros documentos siguen dispersos en diferentes dependencias municipales.

El portavoz del grupo municipal del PP ha explicado que “el hecho de que el Archivo lleve casi tres años cerrado es fruto de la descoordinación y la inestabilidad de un tripartito que no es capaz de trabajar unido para poner en marcha las inversiones que necesita San Vicente y que ha sufrido continuos cambios en sus concejalías”.

Cinco concejales en cuatro años

Desde mayo de 2015, cinco concejales distintos han pasado por el área de Recursos Humanos. La legislatura comenzó con Auxi Zambrana (Sí Se Puede) como edil de Recursos Humanos hasta que fue cesada por el alcalde, el socialista Jesús Villar, quien asumió temporalmente este área.

Después se hizo cargo de la misma el concejal David Navarro, también de Sí Se Puede, hasta que fue destituido por el alcalde. Posteriormente, asumió Recursos Humanos el edil socialista Manuel Martínez, quien renunció a sus competencias en noviembre del año 2017. Tras varios meses vacante, asumió el área el actual concejal José Luis Lorenzo.

Precisamente, el actual concejal de Recursos Humanos anunció hace más de seis meses que la puesta en marcha del Archivo Municipal estaba prevista para el pasado 1 de agosto de 2018, un plazo que nuevamente se ha incumplido.

Garantizar la conservación de los documentos

Entre los documentos que se deben trasladar al Archivo destacan los de carácter histórico, como las actas de nacimiento y defunción de los vecinos de San Vicente o correspondencia municipal existente desde principios del siglo XX. También se conservarán planos, expedientes urbanísticos y otros documentos municipales que requieren de una adecuada conservación para su mantenimiento y consulta por parte de investigadores, funcionarios y vecinos.

El grupo popular ha explicado que el Archivo fue diseñado para dar un destino definitivo a todos estos documentos y permitir así su catalogación, ordenación, acceso, consulta y mantenimiento en las condiciones de seguridad necesarias para garantizar su adecuada conservación.

Las obras del Archivo fueron adjudicadas por la Diputación de Alicante por un importe total de 895.491 euros, de los que 502.991 fueron aportados por el Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig y los 392.500 euros restantes por la institución provincial.