Inicio Deportes El Gimnàstic de San Vicente del Raspeig conquista Rusia

El Gimnàstic de San Vicente del Raspeig conquista Rusia

602

El grupo durante la celebración de una de las victorias

Una experiencia inolvidable. Del 30 al 3 de noviembre los pequeños sanvicenteros  del infantil B del Gimnàstic han participado en el torneo ruso de fútbol Emerald Cup. Los encuentros se han disputado en el complejo deportivo que da nombre al torneo. El concejal de Deportes, José Luis Lorenzo y más de una decena de padres y madres han acompañado a los jugadores durante todo el viaje.

Los 19 jugadores del equipo y sus dos entrenadores han representado a España en esta competición internacional en la que han participado un total de 20 equipos. El equipo británico de la Liga inglesa ‘Cristal Palace’ ha sido el otro club internacional que ha participado y el que se alzó con la victoria del torneo. El resto de equipos procedían de diferentes ciudades de Rusia como Krasnodar, Ufá, Moscú o Astracán.

El Gimnàstic de San Vicente junto al Cristal Palace

San Vicente ha devuelto así la visita que el equipo ruso FC Nizhni Nóvgorod realizó el pasado mes de junio en la edición de 2019 de la San Vicente Cup. Del mismo modo que lo hicieron los rusos en su visita, los jugadores, padres, madres y el edil de Deportes, se han alojado en las instalaciones del complejo durante todos los días.

El día a día

Uno de los jugadores en el encuentro amistoso

El frio, la nieve y en general las bajas temperaturas han sido el principal reto del infantil B durante el torneo.  Condiciones climáticas a las que nunca antes se habían enfrentado, y que con el paso del día a día fueron superando con nota.  Y es que, a pesar de la adversidades, lograron imponerse en dos de los seis partidos que disputaron: el encuentro contra el Diush de Nizhni y con el FC Volgar de Astracán.

Así fue el gol que dio la victoria al Gimnàstic contra el Diush de Nizhni

Los equipos a los que se enfrentaron durante el tiempo del torneo fueron el Stroitel, el Radiy y el Diush de Nizhni; el Rubin de Kazán; y el equipo local de Krasnodar. De forma amistosa, lo hicieron contra el FC Volgar de Astracán. Un encuentro este último que el club ruso solicitó expresamente al Gimnàstic porque no querían regresar a casa sin medir sus fuerzas con los jugadores españoles.

“Fue duro empezar, de hecho algunos niños después del primer partido pensaron en abandonar por las condiciones, pero se han portado como unos campeones”, explica uno de los entrenadores Sergio Ruiz. Además, para Ruiz la experiencia ha sido tan enriquecedora que no descarta pasar próximamente una estancia en Rusia como entrenador.

“A lo largo de esta semana hemos sido testigos de la gran progresión que todos y cada uno de los jugadores ha tenido en poco tiempo”, comenta el otro entrenador, Fabián Asensio. “Estamos seguros de que a partir ahora los jugadores mostrarán todo lo aprendido en los próximos partidos en España”.

Los entrenadores durante uno de los partidos

Ambos coinciden en que “lo mejor de todo ha sido poder compartir todo esto con los chavales y el grupo en general. Estamos muy agradecidos a la directiva del club y a la concejalía de Deportes por habernos brindado esta oportunidad que no vamos a olvidar”, subrayan.

 

Por su parte, el director deportivo del club Enrique García afirma que “sin duda, aceptar esta invitación fue todo un acierto. El Gimnàstic ha traspasado fronteras dejando su huella en Rusia”. También señala que “más allá de los resultados estamos seguros de que esta estancia marcará un antes y un después en la formación deportiva de todos y cada uno de los jugadores”.

Del mismo modo que los entrenadores, Enrique García, ha agradecido el trabajo realizado por los padres y madres “tanto los que han ido al viaje como los que desde España han estado pendientes de los niños en todo momento”. “Sin olvidarnos de todas las gestiones realizadas por el concejal de Deportes, sin las que no hubiera sido posible nada de esto”, destaca.

El partido amistoso se decidió en la tanda de penáltis

“Participar en la Emerald Cup ha sido un punto de inflexión en los chicos del Gimnàstic. Todos y cada uno de ellos se han formado tanto técnicamente como humanamente. La rivalidad ha estado presente en los partidos, dejando paso a la amistad en el tiempo libre”, afirma el concejal de Deportes, José Luis Lorenzo. “Si Isle d’Abeau es ciudad hermana, Nizhni Nóvgorod se ha portado como si lo fuera de San Vicente”, subraya.

La afición

Los padres y madres siempre a pie de campo

Allí donde había un partido, allí estaban todos y cada uno de los padres y madres de los jugadores que asistieron al viaje. Ellos han sido una pieza fundamental del torneo para todo el equipo. Sus cánticos a pie de campo les convirtieron durante estos días en la afición más querida por todos. Tanto es así que los padres, madres y entrenadores de otros equipos como el Cristal Palace o el FC Nizhni Nóvgorod les invitaron a ver con ellos los encuentros para animarles.

El español Francisco Baidez en su colaboración como árbitro asistente

También hubo tiempo para colaborar a nivel deportivo, y es que uno de los padres con formación en arbitraje, Francisco Baidez, actuó de asistente durante el encuentro amistoso.

Lo cierto es que para todos ellos, el viaje a Rusia ha sido, del mismo modo que para sus hijos, una experiencia inolvidable. Y es que estos días de convivencia les han servido para conocerse mejor entre todos y estrechar lazos de amistad.

 

Conectados permanente a través de las tecnologías de la información. Aquellos padres y madres que por diversas razones no pudieron asistir también han seguido la trayectoria del equipo.

 

Un trabajo invisible pero necesario

Nada hubiera sido visible, sin el trabajo que se ha realizado día tras día a través de imágenes y videos que al momento se han compartido en los perfiles de Facebook e Instagram del club. Detrás de todo, y de forma invisible ha estado la madre de uno de los jugadores, Isabel Miralles. Ella ha sido la encargada de hacer la selección de fotografías que a diario han sido compartidas.

Miralles junto a la responsable de gestión del club, Ana Monllor, colaboraron en la preparación de toda la documentación necesaria para realizar el viaje.

    

Más allá de la competición

El Gimnástic en su visita a la plaza roja de Moscú

El deporte no ha sido la única actividad del viaje. También ha habido tiempo para turismo. Nada más llegar el grupo visitó la plaza Roja de Moscú, el punto más emblemático de la capital rusa Patrimonio de la Humanidad desde 1990. El Kremlin, la catedral de San Basilio o el museo Estatal de Historia son algunos de los monumentos más destacadas que alberga la plaza.

Otro de los lugares que visitaron fue la ciudad de Nizhni Nóvgorod, una urbe que cuenta con una población de 1.259.013 habitantes, la quinta más poblada de Rusia. Es por excelencia de las urbes deportivas más destacadas del país. En 2018 fue una de las sedes de la Copa Mundial de Fútbol. En total, acogió seis partidos en el estadio que fue construido para la ocasión con capacidad para 45.000 personas.

El resto del tiempo libre los chicos del Gimnàstic lo aprovecharon para jugar a conocer al resto miembros de los otros equipos. El ping-pong y los videojuegos deportivos han sido los juegos preferidos durante este tiempo.

 

Ficha técnica

 

El equipo y los entrenadores junto al concejal de Deportes, José Luis Lorenzo

 

  • Portero: Santiago Herrera
  • Defensas: Alejandro Sala – Alejandro Juan – Álvaro Fernández – Pablo Molina – Alejandro Cortés – David López
  • Medio centros: Francisco Baidez – Alejandro Martínez – Juan Sebastián Costa – Daniel Cremades
  • Extremos: Íker Montiel – Nicolás Solana – Luis Tobar  – Ángel Quiñones
  • Media punta: Rodier Bakhuijs – Pablo Bautista
  • Delanteros: Pedro Garrido – Cristian López