Inicio Actualidad El Consejo Municipal de Medio Ambiente incorpora la emergencia climática como unas...

El Consejo Municipal de Medio Ambiente incorpora la emergencia climática como unas de sus funciones

189
Telegram Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig

La emergencia climática manda y el Ayuntamiento de San Vicente va a introducir cambios en su Consejo de Medio Ambiente y Agricultura para incluir entre sus funciones la lucha contra el cambio climático.


La Concejalía de Medio Ambiente, de acuerdo con los postulados de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), comparte que el cambio climático es un problema global que, para combatirlo, debe actuarse a escala local. El crecimiento poblacional y urbanístico de las ciudades, así como su función económica y social, provocan importantes impactos ambientales en su entorno. El transporte, el consumo de recursos como agua y energía, la generación de residuos, la contaminación de las aguas o del aire, la afección a la biodiversidad, el ruido, etc., están produciendo efectos negativos sobre el medio ambiente.

La función del Consejo Municipal de Medio Ambiente y Agricultura es canalizar la participación ciudadana y de entidades relacionadas con el medio ambiente en los asuntos municipales, así como de los agricultores/as, colectivos y asociaciones relacionadas con el sector agrícola y de las organizaciones agrarias de profesionales y trabajadores. “Entre las funciones de este Consejo hemos propuesto que se incorpore la elaboración de planes y programas sobre el cambio climático como una aportación local más que contribuya a paliar este grave problema global”, ha explicado el concejal de Medio Ambiente, Alberto Beviá.

Para el regidor, el Consejo Municipal, cuyos cambios se someterán a aprobación en el próximo Pleno, puede promover procesos de participación entre todas las personas involucradas que conduzcan a la definición de las mejores medidas frente al cambio climático en el ámbito local.

El concejal ha enviado a todos los grupos municipales un borrador con una serie de cambios en la normativa del Consejo de Medio Ambiente. Gran parte de ellos son de carácter técnico y buscan dotar su funcionamiento de una mayor agilidad y mejorar y ampliar los cauces de participación ciudadana en el mismo.