Inicio Sin categoría El Ayuntamiento instalará cámaras de seguridad en el polígono industrial Canastell

El Ayuntamiento instalará cámaras de seguridad en el polígono industrial Canastell

167

Mayor seguridad. La Junta de Gobierno Local ha aprobado las obras de implantación de cámaras de vigilancia en el Polígono Industrial Canastell. La actuación tiene un presupuesto de 47.950 euros. La instalación comenzará en las próximas semanas.


Las cámaras serán instaladas en los principales accesos de entrada al polígono y recogerán y grabarán imágenes durante las veinticuatro horas. Además, la Policía Local podrá vigilar la zona desde una sala de control en tiempo real.


El concejal de Infraestructuras, Jesús Arenas ha señalado que “a través de la instalación de estas cámaras cubrimos parte de las demandas de la asociación AEPI y de los empresarios del propio polígono”.

“Este proyecto va a beneficiar a la zona industrial Canastell aumentando la seguridad y el control de la zona, repercutiendo directamente en nuestras empresas y en definitiva en la ciudadanía de San Vicente ”, ha explicado el concejal de Industria, Alberto Beviá.

Tanto Arenas, como Beviá, han querido agradecer la labor de gestión de las responsables anteriores “gracias a la cual también se han reasfaltado y señalizado diferentes calles de los polígonos de Canastell, Torregroses y Rodalet”.

Esta obra se encuentra subvencionada por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), dependiente de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la Generalitat Valenciana dentro de la convocatoria de ayudas para proyectos de mejora, modernización y dotación de infraestructuras y servicios en polígonos, áreas industriales y enclaves tecnológicos con carácter bianual para los ejercicios 2018 y 2019.

Otras actuaciones realizadas

A través de esta subvención también se han realizado otras obras en San Vicente. El pasado mes de diciembre finalizaban las labores de asfaltado y señalización en los polígonos de Canastell, Torregroses y Rodalet. 

Concretamente, en Canastell se asfaltaron las calles Martillo, Cincel, Yunque, Fragua, Torno y Clavo con un material especial adaptado al tráfico de vehículos pesados. También se mejoró la accesibilidad a este espacio de actividad industrial con obras en la rotonda de Rosalía de Castro, en Espartero y en Rafael Alberti.

En Torregroses se asfaltó y reforzó las calles Bronce, Zinc, Acero, Estaño y Finca del Pilar, así como un tramo de la calle Taular en su conexión con Aeródromo.

También se renovó la señalización horizontal en ambos polígonos.

La actuación en Rodalet consistió en unas obras en el firme para evitar los embolsamientos de agua en la rotonda.