Inicio Actualidad La nueva ordenanza de animales de compañía ampara la regulación de...

La nueva ordenanza de animales de compañía ampara la regulación de las colonias felinas

1114

La normativa reduce hasta un 60% el importe de las sanciones en caso de pago voluntario.

El Gobierno local lleva al pleno del próximo miércoles, 27 de marzo, la aprobación definitiva modificación de la ordenanza municipal que regula la tenencia de animales de compañía que reduce, hasta en un 60%, el importe de las sanciones en caso de reconocimiento de la infracción y su abono antes del trámite de audiencia. La nueva normativa ampara en su artículo 33.3 la regulación municipal para el control de las llamadas colonias felinas.

La concejala de Bienestar Social, Begoña Monllor, ha destacado que la modificación de la ordenanza es “necesaria para adaptarnos a las nuevas normativas de rango superior”. Al margen de los aspectos técnicos, dice la edil, el espíritu de las modificaciones “va a encaminado a armonizar la convivencia entre las personas y los animales; para ello contemplamos nuevas actitudes y sensibilidades hacia los animales, amparando proyectos de control de las llamadas colonias felinas”.

En concreto, el nuevo texto, en el artículo 33.3,  dice que la “Concejalía de Sanidad podrá poner en marcha proyectos de tenencia y cuidado de animales que sean reflejo de las nuevas percepciones y sensibilidades respecto a los animales, recabando, siempre que sea posible, la cooperación de las personas voluntarias”. La intención de la Concejalía es “ofrecer formación a las personas voluntarias para que éstas puedan obtener un carné que les permita colaborar y ayudar en la mejora de las condiciones de las llamadas colonias felinas”.

Según Monllor, el hecho de que el Ayuntamiento vaya a rechazar una alegación de la Asociación Cinco Hocicos a la nueva ordenanza en la que se propone la inclusión en la misma de gato feral con un estatus diferente al de gato doméstico y en la que solicita que el texto normativo incluya la afirmación de que “el Ayuntamiento de San Vicente promueve la existencia de colonias controladas de gatos ferales y da soporte a las entidades que los cuidan”, no significa en ningún caso que las colonias felinas no puedan regularse, como así queda reflejado en la ordenanza. “El rechazo de la alegación es formal, no de fondo”, matiza la edil.

Algunas de las sanciones por infracciones a la ordenanza, sobre todo las muy graves y las vinculadas a animales potencialmente peligrosos, se han incrementado, y también se han incluido algunas nuevas, como no diluir con agua los orines de los perros en la vía pública. No obstante, la concejala asegura que esta nueva regulación no tiene finalidad recaudatoria, y muestra de ello es la reducción del importe en los casos de reconocimiento de la sanción  y pronto pago. “Si el reconocimiento y el pago se efectúa antes del trámite de audiencia, la reducción será del 30% cada concepto (reconocimiento y pago voluntario), obteniendo una reducción total del 60% sobre la sanción propuesta”.

Sobre las sanciones, Monllor afirma que “nadie que ame y cuide a sus animales de compañía y tome las medidas cívicas básicas y sensatas debe estar preocupado”. Ahora bien, las sanciones se enduren en casos de maltratos a animales y en conductas que pongan en riesgo la integridad de las personas o de los propios animales.