Inicio Actualidad El borrador del nuevo Plan General aumenta equipamientos educativos y protege...

El borrador del nuevo Plan General aumenta equipamientos educativos y protege la zona de la ‘Lloma Redona’

99

El borrador del nuevo Plan General Estructural de San Vicente está listo para remitirse a la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio. Va a ser la primera vez que la nueva planificación de San Vicente para los próximos 20 años se someta a la valoración del organismo que debe validarla en última estancia. Ha sido un trabajo de años. Ahora, los tres grupos municipales en el Gobierno local han respaldado algunos cambios en el borrador antes de remitirlo a Valencia, entre otros: más equipamientos educativos, como la Escuela de Idiomas; ajuste del sector ‘Urbanos’ para evitar vacíos en la trama urbana; mejoras en la infraestructura verde; y protección total de la Lloma Redona, junto a Villamontes.

El borrador propone mantener la clasificación de suelo urbano de todas las unidades de actuación existentes en el Plan General vigente, con excepción de la zona de la LLoma Redona, que, “por su gran valor paisajístico”, pasa a formar parte del suelo no urbanizable de especial protección. “Se trata de un hito muy apreciado por la ciudadanía que se debe preservar”, indica la propuesta

La propuesta reajusta el sector del Plan llamado Urbanos con el fin de evitar la creación de vacíos entre éste y el suelo urbano situado al noreste del municipio y redefine los cinturones verdes perimetrales propuestos para que “se configuren realmente como espacios del transición enytre la ciudad y el medios rural. En concreto se elimina el cinturón verde propuesto en la Ronda Oeste en su ámbito que discurre por la línea férrea. Se propone que este elemento de amortiguación se configure a lo largo de la A-77ª debido a la voluntad de que pase a ser un eje con carácter más urbano. Dentro de la infraestructura verde se van a incorporar elementos de valor etnográficos relevantes para la población como las minas de ocre y la red de riego tradicional. Asimismo se refuerza la conexión ambiental con Xixona y Mutxamel a través recorridos verdes apoyados en caminos tradicionales y vías pecuarias.

En el ámbito educativo se mejora y profundiza en la propuesta de equipamientos, incorporando las necesidades expuestas por la ciudadanía, tales como la Escuela de Idiomas  o la ampliación de Centro de Formación para Adultos. Los equipamientos educativos previstos se amoldan al Plan Edifican con un nuevo instituto en Montoyos y la consolidación  del Victoria Kent como centro de Infantil y Primaria. En la red primaria se incluye una conexión de Los Girasoles con Mutxamel que la articule con la parte de esta urbanización emplazada en el municipio vecino y la conecte con la ronda San Vicente-San Juan.

El proceso de participación ciudadana ha puesto de manifiesto el interés de la ciudadanía por recuperar la actividad agrícola agricultura y el borrador del Plan va a incorporar criterios y directrices generales que contribuyan a que no se pierda. La Concejala de Urbanismo, Mariló Jordá, ha explicado que tanto este apartado de la agricultura como los demás cambios introducidos en el borrador “atienden a las peticiones de la ciudadanía en el proceso de participación que establecimos para hacerla partícipe de la planificación del futuro de nuestro municipio”. Jordá recuerda que para el debate del borrador se creó el Gabinete del Plan General integrado por representantes de los grupos políticos del Ayuntamiento.

El planeamiento dota a San Vicente de una capacidad, en los 20 años de vigencia de este Plan Estructural, para albergar un total de 34.781 viviendas, que servirán para abastecer una población potencial teórica (crecimiento demográfico mas población flotante de 86.953 habitantes (2,5 habitantes por vivienda).


Según Jordá la propuesta persigue promover “un desarrollo sostenible mediante la clasificación de los suelos estrictamente necesarios para satisfacer las demandas residenciales y productivas del municipio en los próximos años”. El objetivo del nuevo Plan General es claro: proponer un modelo de crecimiento compacto que remate la ciudad existente, la vertebre con su entorno inmediato y la dote de un carácter basado en las sinergias que la Universidad proporciona. San Vicente pretende ser sinónimo de ciudad universitaria, lo que significa promover un crecimiento vinculado a los usos productivos derivados de la innovación y de la investigación, con un modelo residencial que acompañe a este modelo de ciudad, desligado del modelo disperso y muy relacionado con la ciudad diversa y polifuncional, compacta, eficiente y eficaz.

Para lograr esos objetivos el documento contempla seis líneas estratégicas: creación del Parque de la Innovación junto a la Universidad  y su Parque Científico, ampliación del polígono de la actividad productiva, integración de la Universidad en la ciudad, redefinición de los sectores residenciales con criterios de sostenibilidad urbana, creación de cinturones verdes y rotacionales y mejora de la sostenibilidad urbana y medioambiental del diseminado.