Inicio Actualidad Comienzan a funcionar los nuevos trenes que unirán San Vicente con Villena

Comienzan a funcionar los nuevos trenes que unirán San Vicente con Villena

240

El próximo 22 de octubre comienza a funcionar el nuevo sistema de cercanías ferroviarias que comunicará San Vicente del Raspeig con Alicante y los municipios de la zona del MedioVinalopó y L’Alacantí, tal y como anunció el ministro de Fomento, José Luis Ábalos. Se cumple así una moción presentada por el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de San Vicente, en el pleno del pasado mes de enero de 2017, para dar respuesta a una reivindicación histórica de los vecinos.


Se trata de una gran noticia para San Vicente del Raspeig ya que la conexión ferroviaria del municipio con Alicante, Agost, Novelda, Elda, Petrer y Villena, es una reivindicación histórica de los vecinos, que el próximo día 22 de octubre se verá satisfecha con la puesta en marcha de los nuevos trenes de cercanías.

El alcalde de San Vicente, Jesús Villar, en una reunión mantenida con el Jefe de Núcleo de Murcia y Alicante de RENFE, José Pérez, ha mostrado su satisfacción “porque nuestro Equipo de Gobierno ha sido impulsor de esta iniciativa, aprobando incluso una moción en 2017, sin desfallecer en el empeño por conseguir lo que consideramos una importante mejora en la calidad de vida de los sanvicenteros”.

A partir del día 22 de octubre circularán 10 nuevas líneas (5 por sentido) de Media Distancia con salida desde San Vicente del Raspeig y se adaptarán los horarios del tren de cercanías línea C3 que une Alicante con San Vicente, para prolongar con los nuevos servicios.

Los tiempos del viaje serán muy competitivos. Se calcula que el recorrido San Vicente-Villena tendrá una duración de 35 minutos, y el precio de tarifa será el más económico de la Media Distancia, con un billete básico de 4,25 euros y la posibilidad de beneficiarse de abonos mensuales de 50 viajes por importe del viaje de 2,80 euros.

“Esta nueva posibilidad de movilidad de los vecinos de San Vicente beneficiará también a los vecinos de otras poblaciones que trabajan en el municipio y a los estudiantes de la UA porque tendrán parada en la universidad”, explica Villar. “Los municipios a los que afecta generarán polos de atracción mútuos que van a provocar sinergias de movilidad con impacto social y económico”.