Inicio Actualidad Arranca la implantación del contenedor marrón en San Vicente

Arranca la implantación del contenedor marrón en San Vicente

288

El Ayuntamiento de San Vicente inicia la recogida selectiva de materia orgánica con el contenedor marrón. En fase experimental se están instalando 24 contenedores en lugares donde se produce gran cantidad de comida, como bares y restaurantes, supermercados y Mercado. Posteriormente, después de las vacaciones de Navidad, se instalarán junto a los colegios.

El alcalde, Jesús Villar, ha resaltado la relevancia de ir concienciando a la población en la necesidad de separar los residuos en origen. En el arranque de la campaña informativa en la Plaza del Ayuntamiento ha indicado que “reciclar bien y separar es fundamental para el cuidado del medio ambiente” y para eso es fundamental que la población tenga claro qué materiales pueden introducirse en los nuevos contenedores y cuáles no.

Para la concejala de Infraestructuras y Servicios Urbanos, Mariló Jordá, con la implantación del contenedor marrón San Vicente da un paso más en el “avance hacia los objetivos que nos marcan las normativas europeas”, según las cuales en 2020 estaremos obligados recoger de manera separada los residuos que generamos día a día en los hogares. “No es un capricho, es una obligación”, ha puntualizado.

Nuria Pascual, concejal de Medio Ambiente, ha explicado que con esta medida se avanza en la economía circular. “La separación de los restos orgánicos permitirá que éstos sean reutilizables en la fabricación de compost para uso agrícola. Damos el primer paso, pero es muy importante que poco a poco la separación de residuos vaya calando”.


Con la presentación pública en el Plaza del Ayuntamiento arranca la campaña informativa en la que se desarrollarán actividades para que los alumnos de los centros escolares del municipio aprendan a separar y sean trasmisores de esta buena práctica en las familias.

Marilo Jordá ha comentado al respecto que es consciente de que la implantación del nuevo contenedor supone un cambio de hábitos en los hogares por tener que disponer de varios cubos o bolsas. “Sin embargo, la separación de residuos y la reducción de lo que llevamos a vertedero no es una cuestión política, es algo que tenemos que hacer sí o sí, tal y como recogen las directivas europeas, pero sobre todo hay razones mucho más importantes: el respeto y la conservación ambiental exigen esfuerzos a todos y todas”.

En principio van a instalarse 24 contenedores marrones en otras tantas calles del término municipal. Los contenedores han sido cedidos al Ayuntamiento por la Conselleria de Medio Ambiente.

¿Qué se debe echar al contenedor marrón?

Entre otros, restos de frutas y verdura, restos de carne y pescado, pequeños restos de jardinería, tapones de corcho, poso de café e infusiones, cáscaras de marisco, palillos o papel de cocina sucio.

¿Qué no debe echarse nunca al contenedor marrón?

Entre otros, textil sanitario, pañales, cenizas y colillas, cásulas de café, arena de gato o toallitas.